/Parque Natural de El Hondo

PARQUE NATURAL DE EL HONDO

Esta semana la ruta con niños que os mostramos se localiza entre los términos municipales de Elche y Crevillente, en la vecina Alicante. Es la ruta por el Parque Natural de El Hondo, a unos escasos 35 km de Murcia. Esto nos permite pasar una mañanita o una tarde de paseo tranquilo. La dificultad es baja, ya que se trata de un paseo por caminos de tierra y pasarelas de madera sobre charcas de aguas salinas en llano. La ruta es apta para ir con silleta de bebé.

https://www.wikiloc.com/hiking-trails/parque-natural-el-hondo-24156163

Parque Natural

El Parque Natural de El Hondo forma parte de la Albufera de Elche, en la desembocadura del Río Vinalopó. Ya en la Edad Media fue desecada con el fin de convertir la zona en terreno cultivable. El agua de estos embalses y charcas de El Hondo proceden por una parte del aporte de agua de la desembocadura del Río Segura que son elevadas desde el Molino de San Antonio para abastecer a los regantes de la Comunidad de Riego de Levante, de aguas de escorrentía y de las escasas precipitaciones. Fue declarado Parque Natural por la Generalitat Valenciana en el año 1988. Al igual que las Lagunas de Campotéjar,  forman parte del Convenio Internacional RAMSAR, para proteger los humedales y ZEPA, zona especiales de protección de aves.

Origen

El origen de estas lagunas o embalses se encuentra en una combinación de la acción humana con el enclave natural. Ocupa una extensión amplia de marismas. Antes estaban ocupadas en la mayor parte de la depresión del Río Vinalopó –Río Segura, modificado a lo largo del tiempo por los aportes fluviales y los cambios derivados del impacto agrícola. Como hemos comentado ya había en la zona asentamientos en la Edad Media. Existen vestigios de la dominación árabe y sus sistemas de regadío. Actualmente está constituido por dos embalses reguladores de riego, charcas naturales, carrizales, juncales, huerto, palmerales… También extensiones de saladares, alimentándose de agua de escorrentía tanto naturales como artificiales.

CÓMO LLEGAR EN COCHE

Indicaciones

Desde Murcia por la Autopista A7, salir por la salida “Crevillente-Catral”. Continuar atravesando dos rotondas y en la tercera, tomar la salida hacia San Felipe Neri. Una vez atravesado San Felipe Neri, en el cruce giramos a la derecha y tras unos 2 km tras cruzar un azarbe, tomamos el camino de tierra que queda a la izquierda que conduce al Centro de Información.

Coordenadas GPS      N38º11´17.30´´          W0º47´30.60´´ (Datum WGS84)

LA RUTA

Centro de Información

Nos acercamos al centro de información por una carretera de tierra paralela por la margen derecha de un cauce de agua. Avistamos la verja de entrada y el aparcamiento. Dejamos el coche y nos preparamos para disfrutar del paseo. Se recomienda calzado cómodo, gorra y crema solar así como llevar agua y algún tentempié. Importante para poder disfrutar de las aves unos prismáticos aunque el paseo por las pasarelas nos va a permitir ver muchas aves muy cerquita.

Atravesamos la puerta de entrada que permanece abierta al público y aparece una de las charcas salinas, dependiendo de la época del año y de las lluvias tendrá más o menos extensión y profundidad. A la derecha se ve el centro de Información, un merendero con mesas y varias indicaciones del camino a seguir.

Dos caminos a elegir

La verdad es que hacía un día muy luminoso, agradable para pasear y con buena luz para fotografiar. Seguimos en parte la ruta Amarilla indicada, pero sólo el tramo que comparte con la ruta verde. La Ruta amarilla es apta para personas con discapacidad, ya que bordea una de las charcas partiendo del centro de información, cruzando la pasarela de madera y volviendo otra vez hacia el centro de interpretación por el otro margen de la charca. Son unos 775 metros de ruta circular que nos llevará unos 20 minutos realizarlo.

Nosotros optamos por hacer una rutita un poco más larga con los niños, la ruta verde.

Seguimos las indicaciones. Al lado del centro de información y a continuación del merendero, encontramos un pequeño Jardín botánico típico. Contiene las plantas más características de saladar. Es muy pequeño, pero podemos observar algunos ejemplares que vamos a ir encontrando en el camino. Ya desde allí se puede ver la pasarela sobre la charca y al fondo los flamencos, mucho más atractivos para los más pequeños.

La Pasarela

Comenzamos por la pasarela observando las distintas aves hasta llegar a un mirador central. Veremos un cartel informativo donde se muestra la flora típica del humedal salino. El clima mediterráneo semiárido, típico del sureste de la península Ibérica, junto con las características de humedad y salinidad de las lagunas y charcas van a determinar el tipo de plantas de la zona. Los juncos y el carrizo destacan en los bordes del embalse. Aquí las aguas son menos salinas y más profundas. En las charcas más salinas encontramos plantas típicas de saladar.

Una vez pasada la pasarela de madera, en vez de bordear la charca (Ruta amarilla) giramos hacia la izquierda por el camino de tierra en dirección a varios puntos de avistamiento de aves (Ruta verde). Siguiendo en línea recta a mano izquierda tenemos el primero. Unas ventanas a media altura en una pared de cañizos nos permite observar sin espantar a las aves. Los más calurosos optaron por meterse en el mirador de madera y observar desde el interior sentados tranquilamente en los bancos.

¡Seguimos!

Continuamos la marcha en dirección al siguiente mirador que nos permite ver la laguna de poniente. Un mural nos muestra las aves que podemos localizar.

Dentro de la fauna que pudimos apreciar destaca la cantidad de flamencos que se veían. Es verdad que por la alimentación que llevan en esta zona no se veían demasiado rosas, pero sus esbeltos picos y formas elegantes los delataron en seguida y los peques los reconocieron al momento.

Aves para todos los gustos

Otra de las especies que pudieron distinguir fue la Focha común, la cual habían conocido en las Lagunas de Campotejar. Debido a su color negro y su pico y cresta blanca era fácilmente distinguible. También pudimos fotografiar de cerca a la Cigüeñuela común. Otra especie a destacar es la Malvasía cabeciblanca, una especie en peligro de extinción que ha encontrado en las lagunas del Este peninsular un lugar dónde anidar.

Otras aves que podemos distinguir son; la cerceta pardilla, garza imperial, martinete, garcilla cangrejera así como en menos proporción alguna avoceta, canastera, gaceta cornuda, pájaro moscón y el carricerín real.

También se pueden avistar aves rapaces en el Parque el Hondo cómo el águila pescadora, el aguilucho lagunero o el águila moteada.

Casi estamos

Tras el segundo mirador volvemos el camino andado y llegamos a la bifurcación, tenéis la opción de andar unos tres kilómetros (ida y vuelta) hasta el siguiente punto de observación o volver otra vez al aparcamiento, por la pasarela o por la ruta amarilla, bordeando la charca.

Nosotros, tras disfrutar de ver a lo más pequeños tirar piedras y corretear, echamos unas cuantas fotos más. Después decidimos volver al coche por la pasarela, continuar disfrutando del paseo, de la naturaleza y de la compañía. Aquí os dejo unas cuantas fotos más.

Que disfrutéis del paseo.

2018-04-30T08:51:15+00:00 marzo 23rd, 2018|Rutas con niños|

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies