Portear a tu bebé lo hará más inteligente

/Portear a tu bebé lo hará más inteligente

Crianza con apego

Portear a tu bebé lo hará más inteligente.

Hola a todos, me llamo Carmen, y formo parte del Equipo Kelia. AlgunosCrianza con apego porteando a mi niña Kelia de vosotros ya me conoceréis por haberos atendido en nuestra tiendecita. Gracias a Lola aprendí a usar el fular y la manduca, iniciándome así en el maravilloso mundo del porteo, comprobando y disfrutando de todas las ventajas y los beneficios del porteo, y es que me encanta portear, y me da mucha pena pensar que pronto mi niña será demasiado grande para seguir haciéndolo.

Mi pasión por el porteo y la crianza con apego me ha hecho investigar mucho sobre ello, y por eso me he animado a escribir este post para el Blog de Kelia:

Cómo el porteo puede llegar a favorecer que tu bebé sea un niño más feliz, tranquilo e inteligente.

Analicemos un momento la evolución del ser humano, aparentemente hemos mejorado con el paso de los milenios, sin embargo, ha habido dos grandes hitos, que pese a todas sus ventajas supusieron también una gran desventaja: el andar erguidos, y por otro, que nuestro cerebro fuera mayor. Lo que provocó que fuéramos más inteligentes, pero también más cabezones, y que nuestra pelvis se estrechara. Esto, siendo mujer, da qué pensar: el momento del parto se dificulta…

Y aquí es donde la sabia naturaleza se impuso: nacemos a los 9 meses de gestación, un embarazo muy cortito en realidad, ya que nacemos unos 6 meses antes de lo que deberíamos. Lo que provoca que, seamos los recién nacidos más desvalidos que existen. Esta es una de las características principales que nos diferencia del resto de mamíferos.

Cuando un bebé humano nace, no anda, no ve bien, no sujeta su cabezita solo, depende completamente de su madre (o de la persona que lo cuide) para sobrevivir: así pues, los primeros meses de vida del bebé son en realidad una continuación de dicha gestación, llamada exterogestación. Por lo que lo ideal sería proporcionar a este bebé las mismas condiciones que tenía en el vientre materno, o al menos, condiciones similares, para que pueda continuar evolucionando adecuadamente.
Por eso es tan importante que a los bebés, en los 6 primeros meses, se les dé alimentación a demanda (como tenían en la barriga de mamá), con lactancia materna sería lo ideal, contacto continuado y mecimiento (como en el embarazo) y se les procure bienestar; eso y nada más propiciará su correcto desarrollo, y el correcto desarrollo de su cerebro, y por tanto de su inteligencia. Sí, habéis leído bien, ¨de su inteligencia¨, y es que, por fortuna, cada vez hay más estudios que demuestran lo importante que es propiciar estas condiciones para el correcto desarrollo de los bebés.

Si el bebé se siente atendido, satisfecho y estimulado, su desarrollo será el adecuado. Y por lo tanto estarás ayudando a que sea más inteligente. Dejar a un bebé solo llorando puede ser contraproducente para su equilibrio. A esta edad, necesita contacto y seguridad, necesita que lo valoremos mucho, para así crecer con una sana autoestima y seguridad en sí mismo. Volvemos a enlazar la importancia de la crianza con apego.
Desmontamos así el falso mito de “no lo cojas, que se va a acostumbrar a los brazos, y luego no te lo quitarás de encima”. Al contrario, cógelo mucho ahora, quiérelo, no le dejes llorar, abrázalo, arrúllalo siempre que puedas, y luego será un ser totalmente independiente y seguro de sí mismo (crianza con apego).

Entre los cero y los siete meses lo mejor que le puede decir a su hijo, tanto mediante las palabras como en los hechos, es lo valioso que es para usted. Y eso se demuestra con amor y cuidado a tiempo completo. Los bebés de estas edades no distinguen entre el día y la noche, y necesitan los mismos cuidados en cualquier momento del día.’ Rosa Jové.

Dicen que los bebés tienen un sexto sentido para saber cuándo no está cerca mamá, cuando está solo; algunos bebés se dan cuenta antes, y otros más tarde, pero todos se dan cuenta, y protestan de la única forma que saben, con el llanto. Y es que un bebé separado de su madre no está bien, se encuentran mal, sufre ansiedad y estrés. La única persona que puede ayudar al bebé a enfrentarse a esa situación es la madre (o la figura de apego principal).
Si ese estrés no se frena, se dispara la hormona del cortisol, que es la llamada “mata” neuronas, y, por lo tanto, si el bebé llora, y no se le atiende, de forma frecuente, esta hormona provocará que su desarrollo cerebral no sea el óptimo.

Conclusión: coge a tu bebé en brazos, que sienta tu piel, tu corazón, tu olor. Dile cuánto le quieres, aliméntalo, aséalo siempre que lo necesite. Disfrútalo. Esta etapa es muy dura, tenemos que dedicar prácticamente el 100% de nuestra energía a la crianza con apego, pero también es única, maravillosa y muy muy corta. Son bebés muy poquito tiempo…

Solución: por supuesto que hay una solución a esta necesidad de contacto de tu bebé, y yo más bien diría que hay varias, están englobadas dentro del concepto de crianza con apego, y son el porteo, la lactancia materna y el colecho.
Los beneficios del porteo son muy numerosos, y por suerte, cada vez se conocen más, pero además, en este post, como ya lo adelantábamos al inicio, vamos a añadir uno más: portear a tu bebé lo hará más inteligente.
Gracias al porteo el bebé está cerca de mamá, o de la persona que lo portea, siente su olor, su piel, su corazón, tiene contacto continuado. Además, el porteador suele estar en movimiento, por lo que se recrea la sensación de mecimiento del útero materno. También está perfectamente atendido, por lo que está feliz y tranquilo, un estado perfecto para que el desarrollo de su cerebro sea óptimo.
Y además una de las virtudes de la crianza con apego y concretamente el porteo, te facilitará la vida, ya que podrás hacer multitud de actividades con tu bebé dormidito, además de ser una alternativa maravillosa para transportarle y salir a pasear (y mucho más barato que un carricoche, opción, además, que muchos bebés no toleran).

Así que ya sabes, para conseguir un bebé feliz y muy listo, ¡portea siempre que puedas!

Se puede portear desde el nacimiento hasta cuando se quiera, con fular, con bandolera, con meitai, con mochila ergonómica… ven a vernos y te asesoraremos encantados y decídete por la crianza con apego.
Bibliografía utilizada: “Todo es posible.” De Rosa Jové.

Escrito por Carmen Cepas, Equipo Kelia.

2018-01-29T19:09:49+00:00 mayo 5th, 2015|Crianza Natural, Kelia|

Deje su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies